Hoy a entrado en vigor la nueva política de privacidad de Google, ya llevan un mes y medio informando de ello, pero las dudas nos asaltan, cada vez más, los ciudadanos están tomando conciencia de la importancia de sus datos, pero ninguno renuncia a llevar un móvil de última tecnología con conexión a internet y localizador Gps, y hay pocas personas que no pertenezcan a alguna red social tales como facebook, twiter, flickr, linkendin, y un sinfín de plataformas similares, y cuando tenemos una duda, ya no buscamos en una enciclopedia o nos desplazamos a una biblioteca para hacer la consulta, simplemente conectamos nuestro servidor y preguntamos a través de google nuestras dudas, las comunicaciones a través de email, Skype, google+, etc. Son cada vez más comunes, y ¿tenemos la seguridad de que son privadas? Nadie se pone de acuerdo pero lo que sí es cierto que toda esa información que engloba nuestro circulo profesional, familiar y de amistades pasan a través de unos servidores y aunque no lo puedo afirmar rotundamente, creo que si dejan rastro, no os habéis fijado que cuando recibís un email, automáticamente recibís ofertas relacionadas con el asunto y el cuerpo de ese email, todo esto evidentemente da mucho que pensar sobre la confidencialidad de nuestras comunicaciones, y a mí personalmente me hace pensar sobre ello.

No pretendo con esto asustar o aconsejar que no se utilicen estas nuevas herramientas, todo lo contrario, yo soy el primero, y para muestra un botón, que hago uso de estas plataforma, y además forma parte inherente del flujo de trabajo de nuestro día a día, pero algo si me ha hecho plantear, frente a un problema de confidencialidad o protección de datos, ¿Qué hago? Esta es la pegunta que muchos nos plateamos y ante estos monstruos muchas veces nos sentimos desorientados e impotentes de cómo actuar, por eso es importante tente el recurso y el apoyo legal de profesionales para poder consultar en cualquier momento con un abogado e incluso poder interponer una demanda reclamando nuestros derechos y los posibles daños que podamos sufrir, de todas maneras esto siempre es una opción muy cara para muchos bolsillos y ahí entra la importancia de tener un producto que nos ofrezca todas esas garantías así como que asuma con los costes derivados de cualquier litigio que tengamos, a un módico precio anual, esto nos dará la tranquilidad de poder inicial cualquier reclamación sin temor de no poder hacer frente a las costas de este.

Si deseáis información sobre estos productos no dudéis en poneros en contacto con nuestro despacho que le informara de la mejor opción que se adapta a su situación a través del cuestionario o si lo prefieren personalmente a nuestro teléfono de contacto 934 098 140